Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2009.

DIARIO

Hundir la cabeza de nuevo en la ciénaga como si el tiempo no hubiera transcurrido.Postergar el trabajo literario, entre dolor, doblemente aciago. Esa cadena física que empieza a alterar mi equilibrio y agarrota los miembros, consume mi carácter y paciencia. Queda por corregir el último capítulo escrito, reescribir entre dolor. Me aletarga pensar en ello. Sólo imaginar las punzadas me agoto mentalmente y vuelvo a la indolencia que es la forma menos dolorosa de pasar y agotar el daño.

13/07/2009 23:59. luisveagarcia #. Diario Hay 2 comentarios.

RESEÑA DE LA RAÍZ ROTA DE ARTURO BAREA

20090718002006-laraizrota.jpg
La raíz rota
de Arturo Barea
Ed. Salto de Página, 2009
404 pp
Rústica con solapas
21,95 euros.
 
La editorial Salto de Página ha publicado por primera vez en España la novela del autor Arturo Barea La raíz rota. Novela que, sin embargo, sí fue publicada en el extranjero. Novela dura, de un tiempo que creíamos olvidado pero que vuelve a nuestra memoria con palabras reencontradas: estraperlo, beatería, clandestinidad, miseria, dictadura... Palabras que han formado parte de las vidas de una generación perdida. Palabras que Arturo Barea coloca con eficacia en una historia que araña el corazón, que desgarra por dentro. Es el autor un maestro en el perfil psicológico de los personajes, en los que ahonda hasta descubrir su esencia, sus defectos, incluso las debilidades, su raíz rota.
Es la narración de Barea una narración sin contemplaciones, sin sutilezas, de verdades inmutables, de traiciones, de miseria moral. Es quizá esta expresión la que mejor dibuja el lugar en el que se mueven todas esas vidas. Vidas que transcurren buscando medios de subsistencia en una sociedad podrida donde las apariencias importan más que la propia existencia.
El autor traza un recorrido por la posguerra española sin olvidar un detalle. No es una historia de vencedores ni de vencidos, tampoco una historia en la que la superioridad moral de un bando sea un trazo relevante. Barea descubre miseria entre falangistas y entre comunistas. Miseria en la delación y miseria en la clandestinidad.
Si hay que achacar algún punto negro, señalaría la escasa consistencia de una relación de amor entre el protagonista, Antolín, un refugiado de la República que retorna a España diez años después del fin de la guerra, y Conchita, una mujer que se gana la vida entre milagros y santerías. No es un detalle relevante en esta historia, porque, en realidad, lo importante no son siquiera los personajes. El personaje más cimero es el ambiente decadente y mísero. Un personaje que sería como aquel mar que Unamuno dibujaba en Tulio Montalbán y Julio Macedo. Un ser inanimado con vida propia, con voz propia. Así, en esta tesitura, el libro La raíz rota se revela como  imprescindible para comprender ese período histórico que tan olvidado ha sido durante largo tiempo y que ahora adquiere relevancia con la Ley de la Memoria Histórica. Pero lejos de esto, además es fundamental para el conocimiento de los que no vivieron esa época, de los que sólo han oído hablar del estraperlo o de la clandestinidad a sus abuelos. Historias de abuelos convertidas en novela, gran novela de Arturo Barea. Porque dentro de esa generación "todos tenemos las raíces rotas".
 
18/07/2009 00:20. luisveagarcia #. Bibliofilias No hay comentarios. Comentar.


VENENO

Si nos entregamos, el dulce veneno del recuerdo nos impide obrar con libertad.

19/07/2009 16:51. luisveagarcia #. Píldoras Hay 1 comentario.

RESEÑA DE JUAN CACHO O UN CACHO DE JUAN DE FRANCISCO PALACIOS CHAVES

20090724122529-juancacho.jpg
Juan Cacho o un cacho de Juan
de Francisco Palacios Chaves
Bohodón ediciones, 2008
251 pp, rústica con solapas.
17,31 euros
 
Juan Cacho es un ser normal, con una vida normal y unos problemas normales que frecuenta a veces compañías un tanto extrañas.Ésa es la descripción más simple del libro Juan Cacho o un cacho de Juan. Pero hay mucho más, porque a Francisco Palacios se le nota que disfrutó escribiendo su novela, conformando cada uno de los rasgos de la personalidad de Juan Cacho, que es casi como su alter ego, incluso en el dibujo caricaturesco de la portada que tiene gran parecido con el propio autor.
 
Al leer Juan Cacho o un cacho de Juan inmediatamente tuve cerca un par de referentes. Como si Juan Cacho fuera a la vez el Wilt español. Y no menos lejana es la referencia que enseguida tuve en la punta de la lengua: cruasán. Ello gracias a que no hace demasiados años un autor desconocido triunfó con una novela denominada: Lo mejor que le puede pasar a un cruasán. Quizá porque la propuesta literaria de Francisco Palacios, andaluz y mañagueño - y eso se nota-, no se aleja demasiado.
 
El propósito del autor es entretener, lejos de la literatura sesuda y correosa. Palacios nos entrega una novela básicamente humorística que, sin embargo, hacia el final del libro adquiere tintes de novela policíaca.
 
Tras un comienzo un tanto vacilante debido a la acumulación de hilarantes descripciones y tópicos, poco a poco la novela nos va llevando a una senda cuasi policíaca sin dejar nunca el humor. Sin embargo, en ningún momento, abandona el tono general. Y eso es una virtud y hace que el lector no se sienta estafado.
 
Y al llegar al final todas las pequeñas microhistorias, que son algo así como una sucesión de amores de verano, concuerdan a la perfección. Por eso no se entiende que ninguna gran editorial se haya interesado por el trabajo de Francisco Palacios, pues su propuesta literaria viene que ni pintada a cualquier caluroso verano.
 
Lectores, a disfrutar de Juan Cacho o un cacho de Juan.
24/07/2009 09:30. luisveagarcia #. Bibliofilias No hay comentarios. Comentar.

MI CASA NO EXISTE

Llevo aproximadamente doce años viviendo en el mismo edificio, en la misma puerta, durmiendo en la misma cama, con la misma persona, comiendo en la misma mesa, visitando el mismo lavabo, duchándome en la misma ducha, mirando por el mismo balcón... Pues ahora acabo de enterarme que el lugar donde vivo no existe o, al menos, existe una duda razonable de que exista. De hecho hay una disquisición. Unos dicen que no existe, otros que sí. No sé si habrán llegado a las manos. Espero que no. Nunca me ha gustado que alguien discuta por mi culpa. Ni de pequeño. Parece que el que decía que no existe mi casa ha salido ganando. E, indirectamente, yo perdiendo. No porque tenga que vivir de ahora en adelante al raso ni porque al Ayuntamiento -Dios no lo quiera- se le ocurra expropiarme mi modesta casa. No. Al parecer un cartero ha decidido que mi casa no existe y devuelve automáticamente la correspondencia. Eso, aunque otros carteros y lo sé de buena tinta, le han dicho que sí existe. Esta mañana he ido a correos a enseñarles una guía de calles editada por el Ayuntamiento. Que una cosa es que te quedes sin correspondencia y otra muy diferente que te traten de mentiroso.

 

28/07/2009 13:37. luisveagarcia #. Artículos Hay 2 comentarios.

ENTREVISTA A FRANCISCO PALACIOS CHAVES

20090729230227-francisco-palacios.jpg

Siguiendo con mis colaboraciones con la página Llegir en cas d´incendi, ahí va la entrevista que hice a Francisco Palacios Chaves autor de Juan Cacho o un cacho de Juan:

 http://llegirencasdincendi.blogspot.com/2009/07/entrevista-con-francisco-palacios.html

29/07/2009 23:02. luisveagarcia #. Bibliofilias No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris