Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2005.

DIARIO

20060519131844-sampe.gif

Fallece Juan Pablo II. Cabe esperar que su substituto sepa sobrellevar mejor temas tan espinosos como el aborto, la teología de la liberación, la anticoncepción, los derechos de los homosexuales, etc...

Se ha estropeado la lámpara del comedor. Es una de esas lámparas de pie, halógenas, con una luz blanca que ilumina sin ayuda todo una estancia. Ya la hemos reparado un par de veces pero es un regalo de Pilar y le hemos cogido cariño. Somos muy dados a tomarles cariño a los objetos. Como la hemos de llevar a una tienda de reparaciones, la he desconectado y dejado en la biblioteca. Luego, al volver allí, la he visto, enhiesta y triste, desangelada, como una figura de Cervantes, como un Quijote sin armadura o como las figuras del Greco. He sentido lástima de ella como si fuera un jubilado.

Fido tiene el día -mejor, la tarde- maullador. Mientras estoy en el comedor tratando de leer le oigo llamarme y a través del biselado de la puerta intuyo su cuerpo de gato añoso. Y tras abrirle me viene al oído el suave ronroneo de la respiración y una mirada que limpia. En esos instantes es cuando tengo constancia de que el libro no puede aportarme tanto como este viejo gato, sus ronroneos y maullidos.

Leyendo la historia de Canarias es fácil simpatizar con la defensa que hicieron los guanches contras las campañas de los Bethencourt, Fernández de Lugo, Pedro de Vera y otros. Teniendo en cuenta la crueldad de los europeos imagina uno el potencial de violencia empleado en la conquista de América. Transcurrido el tiempo, lo que llama la atención es que esa historia haya quedado en los canarios como un poso de nombres que adornan edificios y hoteles y como un plus de honrrilla y, sin embargo, cuánto caso les siguen haciendo a los descendientes de aquéllos, a los poderosos, a los grandes hacendados, a los especuladores, a los usurpadores, a los filibusteros, a los que siempre se han enriquecido con las desgracias de los demás.

Leyendo el libro de Ramón Sampedro, Cuando yo caiga.Poemas cargados de razones pero faltos de oficio y de lírica, si no fuera porque los escribió él, ¿quién se los hubiera publicado?. Habrían acabado en un cajón de la mesa de la cocina o con un poco de suerte en una de esas editoriales que te cobran por autoeditarte.

13/05/2005 12:15. #. Diario Hay 1 comentario.

POR MÁS

20060519133140-jandia.jpg

Por más que el tiempo transcurre y el corazón se evade,
que el pulso se aletarga en sucesiones de caricias,
que los recuerdos me imbuyen de espacios inocuos,
que me cabalgan en momentos infaustos
y me agreden en constante sucesión de venas cargadas,
de sangre roja que estalla y retorna,

Por más que el momento es más profundo que la hora,
que el instante es más propicio al alma que el día,
que la eternidad es un trance insufrible fuera de tu lado,
que el pintalabios no tiene sentido lejos de tus comisuras,
que el estómago se me retuerce en jirones
y las hormigas se agazapan al intestino cuando veo tu foto,

Por más que el plenilunio se alcance fuera de noches brumosas,
que la tierra mortifique con instantes perpetuos
y agonías que se agolpan monótononas,
que se detengan los relojes en los mediodías cotidianos,
que suenen los despertadores en mañanas solitarias
de sábanas cobijadoras de lamentos y falsas esperanzas,

Por más que segregue lágrimas a golpe de corazón,
que tu cálido susurro azul me estremezca,
que tu perfume de París me arrebate las remembranzas;
el destino sigue su curso bajo el mismo sol impasible
y las tenazas del tiempo te situaron en el umbral
de un hospital, en una camilla blanca, yerta.

Luis Vea García, 2001 ©

27/05/2005 11:46. #. Poemas Hay 3 comentarios.


DIARIO

20060519130216-250px-isabel-la-cat-c3-b3lica-1.jpg

Nunca he entendido esos concursos literarios en los que se empeñan de que hablemos de temas tan dispares como los aposentos de Isabel la Católica, las libaciones de las abejas o los muebles del jardín. Uno que es muy bruto tiende a imaginarse una historia poco dada a leerse en público o, simplemente, a quedarse en blanco maldiciendo el tema para luego reconocer que deben presentarse pocos concursantes teniendo en cuenta el tema de marras y que, en definitiva, vista la dificultad el premio suele estar muy mal pagado. Y como en éste no me sonríen los dioses acabo imaginándome a un tipo muy docto en muebles de jardín ideando un tratado de cómo relacionar el toreo con el arte mobiliario, que no nobiliario.

Entrega de premios del concurso literario del cual fui jurado. Sentado en la tribuna de autoridades con otros jueces, políticos, autoridades y organizadores.Delante de mí un hombre con traje, que luego supe militar retirado, me convierte en víctima propicia a sus batallas. Todavía lleva la pistola. El político de signo contrario le mira un tanto molesto, un tanto desorientado por su verborrea. A la legua se nota que bebió de más. Él dice que la bebida no le sube. La espera se resuelve con su perorata, pero, a decir verdad, el tiempo pasa. Luego los discursos, las sonrisas y la entrega de premios, las inefables fotos y la despedida. ¿De qué modo se despide uno de alguien al cuál no verá más?

En el País Vasco el PNV gana, de nuevo, las elecciones. ¿Quién se atreve a ponerle el cascabel al gato?

Habemus papam. El elegido es Ratzinger. El humo no se supo si fue negro o blanco. ¿Será esa la primera señal de su pontificado?

Qué fastidioso debe ser ser ateo en Roma.

Me comunican que me han concedido un premio en uno de los muchos concursos literarios a los que me he presentado. Desconozco si es en la modalidad de prosa o en la de verso. En pocos días, el viernes, lo sabré.

31/05/2005 09:27. #. Diario Hay 4 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris