Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2005.



DIARIO

20060519125651-fglorca.jpg

Paseando por la calle del mar de Badalona nos encontramos una pequeña perfomance de un grupo de jóvenes y menos jóvenes dando a conocer los peligros de la esclavitud infantil. Se nos acerca una de ellos y yo le compro un ejemplar de la revista que venden. Apenas ochenta céntimos de euro. Al cabo de un rato la ojeo apercibiéndome enseguida que tras la declaración inicial enseguida se esconden soflamas a favor de Rajoy, en contra de los homosexuales, contra las reformas sociales emprendidas por el gobierno actual... Es entonces cuando me sube una súbita indignación por este totum revolutum que nos venden en el que se protesta por la muerte de los niños indefensos y unas líneas después se dice que el gobierno debería olvidar los muertos del Yak 42, de la Guerra de Irak, etc... A Pilar le entran unas terribles ganas de devolver la revista de turno y pedir el dinero pagado, un poco más allá otra revista yace en el suelo de algún escarmentado. Y, al levantar la vista, una chica se empeña en venderme un nuevo ejemplar. Creo que mi mirada a la pequeña cachorra de la derecha ha debido decirle el resto.

Me confesaba hace un tiempo un miembro de un jurado de un concurso literario de poesía que él puntuaba los poemas en función de la corrección de su métrica. Le pregunté si acaso no tenía en cuenta el contenido, el significado, las figuras retóricas... Me respondió que si no entendía el poema, no lo puntuaba. Y yo me encogí de hombros.

La ronda de Sant Martí se ha convertido en un cementerio de vehículos. Unos abandonados, otros robados y desguazados. Sus matrículas desaparecen al poco tiempo y después van cayendo sus piezas. Al final, cuando sólo queda la carcasa, la Guardia Urbana acaba retirándolos. En el asfalto permanece siempre alguna pieza huérfana.

Perdónenme la herejía pero cuánto daño han hecho los Machado, Lorca y Miguel Hernández a la poesía. Sin saberlo y muy a pesar suyo. Porque vayas a donde vayas siempre encuentras a imitadores de tres al cuarto que con descaro copian sus voces. Fueron tan potentes sus estilos y mensajes que todo el mundo cree que únicamente lo que ellos hicieron puede considerarse poesía. Y surgen cientos de voces clónicas. Yo procuro no hacerles caso a los imitadores, prefiero releer a los originales.

03/08/2005 12:21. #. Diario Hay 9 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris