Facebook Twitter Google +1     Admin

PAPA

Siempre quise apostatar, pero no encontraba nunca tiempo ni ganas de hacerlo. Así que me autoexcomulgué. Desde entonces me cito con el diablo cada martes por la noche en una casa de putas.Tenemos una timba a medias. A veces aparece un tipo de blanco inmaculado con el rostro semioculto que juega con nosotros alguna partida de cartas.

Luis Vea García, 2011©

 

12/08/2011 12:46. luisveagarcia #. Microcuentos

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris