Facebook Twitter Google +1     Admin

LA ESCRITURA REVELADA: UNAMUNO Y EL MAR

20080816120036-unamuno.jpg

Cuelgo aquí el artículo que saldrá publicado próximamente en la revista Alenarte.

La escritura revelada: Unamuno y el mar por Luis Vea García
 
"El mar me da sueño, como la música. El mar me anega y diluye la voluntad, me disgrega el alma. El mar me resulta frío y húmedo. Ni Lord Byron ha logrado congraciarme con él.Contemplar el juego de las olas es contemplar las espirales del humo del cigarro. Digo, me parece, porque nunca he fumado. ¿Qué nos dice el mar? Lo que queremos que nos diga."
 
"Es en Fuerteventura donde he llegado a conocer a la mar, donde he llegado a una comunión mística con ella, donde he absorbido su alma y su doctrina"
 
Ambas frases corresponden a Miguel de Unamuno, ambas visiones del mar, tan contrapuestas.¿Qué hay entre una y otra para que contengan tan diversos pareceres?
 
Hay tiempo, experiencia, vida y Fuerteventura.
 
La primera fue escrita en 1909. Unamuno nació en Bilbao en 1864, nació junto al mar por el que no expresó el menor apego. Pero en 1924 es desterrado a la isla de Fuerteventura donde pasará apenas cinco meses, desde el 12 de marzo de 1924 al 9 de julio del mismo año, fecha de su evasión. El motivo del destierro fueron sus continuos ataques al Directorio Militar de Miguel Primo de Rivera.
 
Es en esta isla, en la que estuvo confinado, en la que escribió sus versos más desgarrados, versos y libro, De Fuerteventura a París que contiene la segunda de las frases. Fue escrita en 1924.
 
Entre 1909 y 1924, en ese espacio de tiempo, quince años, Unamuno, tan dado en otros temas a cambios súbitos de parecer, modificó su opinión a cerca del mar. Y escribió esa segunda frase a la que me he referido el 25 de mayo de 1924. En ese mismo comentario a su soneto número XXXII añade: " Y la llamo la mar y no el mar, porque los mares son el Mediterráneo, el Adriático, el Rojo, el Índico, el Báltico, etc..."
 
Decía que entre un momento y otro había trascurrido el tiempo, añadido experiencia y  vida y había conocido Fuerteventura.
 
Alejándose de esta isla, dejando atrás el destierro, en su soneto LXVI del mismo libro, el 26 de julio anota:
"Raices como tú en el Océano
echó mi alma ya, Fuerteventura"
 
Ya en París, añorando la tierra dejada atrás, un recuerdo cruza su mente:
"¡Ser enterrado en lo alto de Gredos! ¡O en medio del páramo, o del mar! Pero no en un sitio cualquiera sino en ¡Sierra de Ávila! ¡Páramo de Palencia! ¡Mar de Fuerteventura!"
 
La experiencia de Unamuno y el mar desemboca en otra pequeña obrita bastante desconocida, el drama Sombras de sueño (1930) en el que el mar es un personaje más de la obra.
 
Lamentablemente y pese a sus deseos de volver a Fuerteventura, expresados en una carta a su amigo Castañeyra, "¿Cuándo podré volver a reveer eso y a darle un abrazo ahí" (22-4-36), Miguel de Unamuno no volvió jamás a pisar tierra canaria, falleciendo en Salamanca el 31 de diciembre de 1936.
 
 
Bibliografía:
 
-Navarro Artiles, Fco, Unamuno. Artículos y discursos sobre Canarias. Cabildo Insular de Fuerteventura. Puerto del Rosario, 1980.
-Nuez Caballero, Sebastián de, Unamuno en Fuerteventura. Anuario de Estudios Atlánticos, Madrid-Las Palmas, 1959
-Nuez Caballero,Sebastián de, Ensayos y documentos sobre Unamuno en Canarias, Instituto de Estudios Canarios. La Laguna, Tenerife, 1998.
-Unamuno, Miguel de, Sombras de sueño/Soledad, Biblioteca Nueva. Madrid, 1998.
-Unamuno, Miguel de, De Fuerteventura a París. Ediciones Idea. Sta Cruz de Tenerife, 2002.
 
 
16/08/2008 12:00. luisveagarcia #. Artículos

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comlamarca

Sobre Unamuno que tan olvidado está...

Fecha: 19/08/2008 04:04.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris