Facebook Twitter Google +1     Admin

DIARIO

20070404122006-220px-acentejobattle.jpg

Grata, muy grata ha sido la sorpresa al saber que me citan en la Wikipedia. Se trata de uno de sus artículos bajo el epígrafe “Batalla de Aguere” en el que aparece una cita de mi cuento La cordura del mencey loco que puede leerse en este mismo blog (mirando el apartado relatos). La cita textual es la siguiente:

La batalla de Aguere en la Literatura

Son muy escasas las referencias históricas sobre la batalla, pese a la esencial importancia de la misma para la configuración geopolítica de la España del siglo XV al XVIII y para todo el desarrollo de Canarias. Esta inexplicable ausencia, se nota igualmente en los relatos literarios, que apenas rozan su existencia. Además del ya citado Miguel de Unamuno.[12], apenas se encuentran otros relatos, aunque algunos son tan bellos como el escrito por Luis Vea García en el 2002, y uno de cuyos fragmentos se reproduce:

Beneharo plantó batalla al ejercito del español con armas de madera y piedras contra arcabuces y espadas de acero. Una nueva masacre se gestó en Aguere y los escasos efectivos guanches cercados entre peñas por el enemigo se arrojaron al vacío ante la impávida mirada de los españoles, incapaces de entender que para los guanches la rendición era poco menos que una segura esclavitud. Salvado por los accidentes geográficos pudo huir el rey de la masacre corriendo de risco en risco, de peña en peña, gritando el nombre de sus dioses - Achamán, Dios de la creación, y Guayota, Dios de los infiernos, y repitiendo sus nombres al unísono que el eco reiteraba sus palabras para acabar enviando su cuerpo a las frías aguas del Atlántico, océano que jamás logró navegar y que acogió sus restos con una leve flotación. Fue bautizado con el nombre de rey loco por que su voz todavía se repite de peña en peña y de risco en risco clamando justicia a sus dioses. Poco después de aquella derrota, que fue victoria para las tropas del Adelantado, mandó éste construir la ciudad de la Laguna que sería durante años la capital de la isla de Tenerife. Años después entre los nativos se contaba la historia de Beneharo, el rey loco, que tras ver arrojarse al vacío a los suyos siguió corriendo aclamando a sus dioses y que jamás pudo ser vencido por las tropas españolas. Por su parte, Fernández de Lugo completó la conquista y pudo presentarse ante los Reyes Católicos como el hombre que anexionó a la corona española las islas de Tenerife y La Palma. Los acantilados de Anaga permanecen todavía casi vírgenes, las carreteras no ahondan en sus entrañas de laurisilva, las playas son bravas y el aire sopla enloquecido lanzando mil veces el nombre de Beneharo y recordando al extranjero la derrota de Aguere. Desde los riscos de Anaga, los roques mar adentro y el mar nos sugieren la misma vista que debió contemplar el mencey antes de morir.[15] 

http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Aguere 

04/04/2007 12:23. luisveagarcia #. Diario

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comhideyoshi

La verdad es que a partir del comentario que pusiste en el blog llegue a esta bitácora. Primero felicitarte por el buen gusto y segundo que tras leer este fragmento voy a buscar donde indicas el resto...me gusta el estilo con el que escribes. Un saludo cordial

Fecha: 05/04/2007 16:32.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris