Facebook Twitter Google +1     Admin

DIARIO

20060726083116-an10.gif

Hay una gata en la piscina que lleva ya unos años merodeando por aquí. Antes no estaba huérfana, pero una de esas interminables obras acabaron por espantar al resto de sus congéneres que, o bien fueron trasladados, o bien huyeron del polvo y del ruido. Ella se quedó, tal vez por una fidelidad mal entendida que quizá un día termine por acabar con ella. Aquí fue atropellado su hijo, negro azabache, sin una mota de otro color, que ella cuidaba con mimo. Se ha quedado con el nombre de Mixurreta, el que le puso mi padre cuando de vez en cuando le traía comida. Tiene un rostro agraciado con esa manchita blanca que le surca la cara y que da fin a la monotonía del negro. La veo pasearse desde casa, unas veces de la piscina a la obra, otras de la obra a la piscina, huyendo del ruido de la acumulación humana. Pasa el resto del día y del calor bajo un coche, no sé si derrotada de pronto por el incremento de las temperaturas o bien de desánimo. Pero, ultimamente tiene una estampa más triste. Pilar y yo siempre nos repetimos que a mi padre le iría bien llevársela a casa, pero mucho me temo que visto lo visto y vivido lo vivido ya no se acerca con facilidad a cualquier humano.Prefiere la compañía de pájaros y gaviotas. Se reparten las zonas de la piscina para beber y también para tumbarse al caer la tarde. Yo la miro desde arriba y, aunque ella no lo sabe, he ido siguiendo sus ires y venires. Tiene una estampa triste y flacucha, pero un rostro curioso, ligeramente picassiano. Mira profundamente y se pone en alerta. La pobre ha hecho de la alerta parte de su vida.

En Palestina, Israel ha detenido a 64 políticos. ¿Son políticos detenidos o detenidos políticos? Esa es la cuestión.

No está de moda ser feliz. Siento un profundo respecto por aquel que se conforma fácilmente. El problema está en que una vez acostumbrado a otras cosas es imposible retroceder. Lo mismo ocurre en la cocina, literatura, cine, en el teatro, etc... Y te conviertes en un infeliz.   

26/07/2006 08:32. luisveagarcia #. Diario

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comManuel

Me pregunto el porqué los medios de comunicación carecen de articulistas tan buenos como Luis. Estoy cansado de artículos pesados, rebuscados, políticos, trasnochados, repetitivos, soporíferos, faltos de sentimientos, poco imaginativos, aburridos (he dicho políticos?)y demás adjetivos que se me ocurren. ¿Se os ocurren algunos más?. A mí también me gustan los gatos. Elena es blanca y negra y mira con complacencia cómo mis perritas Chocolate y Marta me hacen toda clase reverencias cuando llego por la tarde de trabajar. Con la mirada me dice que es feliz de volverme a ver, aunque no se mueva de su rincón preferido (que suele coincidir con el lugar más fresquito de la casa).

Fecha: 26/07/2006 11:38.


gravatar.comLurdena

Ay, pobre Mixurreta, la describes tan bien que me parece verla. La mayoría de los gatos son como la mayoría de las personas, de hábitos arraigados. No estoy de acuerdo con los que dicen que los gatos se van a otro lugar cuando se les pone dura la vida. Mixurreta es un claro ejemplo.

¿Políticos presos o presos políticos? Las diferencias son tan sutiles y manipulables que ya viene a ser la misma cosa.

Es cierto, ser feliz es tan fácil... para algunos.

Fecha: 27/07/2006 14:45.


gravatar.combrother

Mixurreta. ¡¡Es que me parto de risa !!. Estos nombres solo se le pueden ocurrir a él.

Fecha: 28/07/2006 21:19.


gravatar.comlesly

creo que a veces necesitamos ayuda para algo al igual que nosotros tambien los animales ...pero tineen miedo dejar algo con lo que se han acostumbrado mucho time y por eos no se arriesgan quizá solos no pueden pero al ver que alguien te tiende la mano primero sientes miedo y prefieren evadir al inicio..pero a veces nosotros necesitamos un empujoncito para ser felices...quizá una pequeña ayuda o quiza de alguien para motivarnos...nada nos cuesta ayudar...y que mejor que tu pàra hacerlo...pork por algo estás en ese momento depende de tí(en todo.;)

Fecha: 05/09/2007 06:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris