Facebook Twitter Google +1     Admin

DIARIO

garachico.jpg

La dialéctica PP-PSOE es igual a la dialéctica Madrid-Barça en el fútbol: miope. Y acaba distorsionando la realidad.

La mejor manera de conocer a los vivos es saber cómo entierran a sus muertos. Por eso siempre que viajo procuro visitar un cementerio.

Devorando con interés el libro de un poeta. Me desazona comprobar su interés en asociar Islam e integrismo. Como si los judíos y los cristianos no tuvieran sus integrismos. Como si Sharon, Bush, Aznar o el Papa no fueran integristas.

Lo peor que le pudo pasar a Felipe González fue perder la perspectiva crítica de Alfonso Guerra. Y se hundió.

La caridad es la solidaridad de los que son de derechas.

Leo  la siguiente frase: "seguir tachando direcciones en la agenda". Es cierto, se nota que has llegado a determinada edad cuando tachas nombres en la agenda en lugar de apuntarlos. Unos porque se fueron para siempre, otros que mejor que no vuelvan nunca. Triste, muy triste.

¿Recuerdas cómo atrapaba el tiempo en hojas de papel? Tengo nostalgia de aquel que fui y ya no soy.

Diferentes magnitudes: el tiempo medido en recuerdos y el tiempo medido en tiempo.¿Cuál es más real?

La mirada contemplativa de un gato es una mirada que rasga y escruta. Desmenuza la realidad y probablemente la asimila mejor que nosotros.

16/03/2005 12:18. #. Diario

Comentarios > Ir a formulario



Lalilla(es decir,ADeLPHa)

Es un comentario muy triste...casi me vas a desanimar.
No pienses en política ni en integrismo.
Mira,hoy hace un día precioso,disfrútalo :)

Fecha: 16/03/2005 12:21.


gravatar.comJosé A. Romero P.Seguín

El tiempo es un dolor mal remediado por la herida de la memoria; una melancolía despintada de besarse con todas las espectrales sombras de nuestros vivencias, a todas, me refiero, de las más queridas y hasta las más odiadas; una bocanada de aire viciado de imposibles; una caricia que llueve torrencial en la profunda cercanía de nuestra alma, tan próxima en su lejanía que apenas si nos llega a mojar las mejillas.
Pero si a medirlo estoy condenado, medirlo quiero con el dolor de los recuerdos que con la nostalgia implacable de esa nada que es cuando es sólo tiempo en el tiempo que pende de las agujas de un reloj, o en los pasos de ese que transita por la espera haciendo de ella su destino, su morada.

Hermosa reflexión amigo, que cae sobre el lector como la mansedumbre propia de esos vendavales que conmueven allí donde los gestos no tienen que justificarse ni cabe otra discusión que la de silenciarse.
Un fraternal abrazo.

Fecha: 12/05/2005 11:53.


gravatar.comluna

Y sin embargo, es uno de los libros más hermosos que he leído en mucho tiempo, por su valentía, por su poesía, por su VIDA, sin pelos en la lengua frente a los poderes.

Fecha: 13/11/2005 21:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris