Facebook Twitter Google +1     Admin

DIARIO DE VIAJE: TRUJILLO

20090917211646-sunp0039.jpg

El castillo de Trujillo es una carcasa que muestra esplendor pero poco más, aparte de una virgen artísticamente poco reseñable que a modo de faro ilumina junto a las almenas a los creyentes.

Hoy, por segunda vez, oigo, leo, siglos después, ese toque de rabia a causa de la desamortización de Mendizábal.¿A qué tanto discurso sobre el expolio, la expulsión, la turbamulta e, incluso, sobre la "turbonada masónica" (lo último que me faltaba por leer) para explicar un hecho histórico como la desamortización?

Y qué pena encontrar tras el recinto histórico, tras la Puerta de San Andrés, o tras la Puerta de la Coria, no muy lejos de donde un trajeado, con paripé televisivo, reivindicaba su trabajo en la mejora del Casco Antiguo y bla, bla, bla.., toda esa basura, ese vertedero a cielo abierto que tanto afea el conjunto histórico.  Vivimos todavía de parásitos, aunque antes llevaran uniforme y ahora traje y corbata.

A la vuelta al hostal, los ecos de internet nos preceden pues alguien leyó ayer mis notas sobre Augustóbriga. Y, ahora, sé que bajo las aguas del pantano yace un recuerdo vivo de un pueblo que se llamó Talavera la Vieja.

Foto: Perdemos la historia piedra a piedra, como este palacio que se derrumba.

PDT: Pilar me pide que no sea tan negativo. Haré propósito de enmienda y recomendaré un par de pequeñas cosas: un aljibe árabe restaurado, prodigio de sencillez, y una ruta por las casas esquinadas y sus balcones y observar cómo resuelven tan complicado problema.

17/09/2009 21:16. luisveagarcia #. Diario

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris