Facebook Twitter Google +1     Admin

LA CASA NATAL

20080704095401-casacapitaneslalaguna.jpg

La casa que recuerdas olía a nada
y a memoria quieta.
De la mía aún percibo el aroma del jazmín
y la celinda blanca.

(también había un árbol de trompetas silenciosas,
que escondía las raíces bajo el tablero
de ajedrez del suelo)

Por los ojos de tu casa
se escapaba el último ruido de la vida.
En la mía, pura ventana abierta al sol
y a la albahaca,
penetraba el gorjeo de los pájaros
y el sonido de una copla que cantaban en el patio.

Tú prefieres beber, heladas e incoloras,
miradas en un vaso de ginebra…
Yo, aunque se me escapó la vida por el vientre,
nunca me quedaré a escuchar el aullido inánime del
aire.
Hace tiempo que espero ver la brisa
detenida suavemente en mi cabello.
También el aire puede, a veces,
susurrarnos palabras de esperanzas
al oído…

Inma Arrabal, Sura , Ediciones Torremozas 2001.
 
04/07/2008 09:24. luisveagarcia #. Otros autores

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comInma Arrabal

¡Gracias, Luis, por poner aquí ese poema mío, inspirado en uno de igual título de José! Tengo que buscar ese libro suyo de poemas y te lo enviaré, para que puedas ponerlo aquí también, si él quiere, por supuesto.
Un abrazo, y espero verte pronto,
Inma

Fecha: 07/07/2008 14:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris