Facebook Twitter Google +1     Admin

DIARIO

Yo sé que nunca le interesó demasiado lo que hacía. Eso a pesar de su empeño por encontrar un libro mío, cosa que era por aquel entonces bastante complicada. Cada vez que nos veíamos o cada vez que hablábamos siempre me recordaba haber pedido mi libro a ésta o aquella otra librería. Un día, por fin, me dijo que lo había encontrado. Al parecer leyó algunos relatos aquel fin de semana. El lunes me lo recordó, pero sé que no terminó el libro. No sé si quizá traspasó la primera parte. Probablemente los relatos se encontraban muy lejos de aquello en lo que había estado trabajando. Con el tiempo me doy cuenta en qué punto se encontraba. Lo he leído. Cada uno tenía su sendero que seguía. De lejos nos leíamos, pero de lejos. No le gustaron. Lo dijo elegantemente. Cierto, pero sé que no le convencieron. Habló un poco de cierta escatología. Bueno, yo sé que no le gustaron pero eso, ahora, con la perspectiva del tiempo ¡qué más da ya!

27/01/2013 01:04. luisveagarcia #. Diario

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris