Facebook Twitter Google +1     Admin

DESDE EL CASTILLO DE SAN FELIPE

20070926084739-castillo-san-felipe.jpg

Miro a lo lejos y el aire se enchumba

y, con el viento cálido del desierto,

roba silencioso las gotas de humedad

que luego me transfiere raudo;

brisa de agua, brisa de arena

se funden en el rostro que las recibe

bienaventurado con los ojos abiertos.

 

El sol me seca los poros, se lleva las gotas;

el aire deja la arena, silenciosa en mi cuerpo,

modifica la geografía de la tez,

forma jables entre los pliegues, junto a los lunares,

se abandona a crear desierto ínfimos,

obturando los cráteres de la nariz,

siembra de semillas de océano

los agrestes terrenos de la piel

mientras yo, absolutamente rendido a la quietud

levanto la vista y, junto al mar, y entre el polvo negro

diviso la silueta del castillo de San Felipe

y dejo que el atardecer me remita al recuerdo

y me enchumbe todavía las cavernas de la mente.  

Luis Vea García, 2001©

26/09/2007 08:42. luisveagarcia #. Poemas

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris