Facebook Twitter Google +1     Admin

DIARIO

20070619124622-anden-verde.jpg

¿Hemos pensado alguna vez a cuántas personas importan nuestras vidas? Probablemente a algunos familiares les importan, a menos amigos de los esperados y a algún vecino o conocido. Poco más. Nuestra vida, sumergida en la dimensión del marasmo del total de vidas, es sólo una insignificante tontería. Y aún así única. Una única tontería. De ahí nuestro fracaso personal. Lo razonable es que de nosotros quede el silencio. Quizá es un triste final, mas quien vivió anónimamente, anónimamente muere. Pero es peor aquél que pensó que su vida era universal y murió en lo más absoluta soledad. Eso sí es un fracaso.

Vuelvo a los diarios de Trapiello. En 1998 fue a dar una conferencia en el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria. Aprovecha el viaje también para acercarse a la isla de Tenerife. De su estancia allí no aparecen muy bien paradas las islas. De Vegueta dice que es triste, de la Laguna que hay cuatro casas que valgan la pena y que lo demás es Marbella. De Santa Cruz que es una ciudad fea. En la Orotava hay basura y las Canarias en general son un parque temático. Él mismo dice intentar liberarse de prejuicios para viajar. Cosa que hace finalizado el viaje, ya en la Orotava. Y como guinda dice que el único modo de ir a las Canarias es desterrado, como Unamuno. Aparte de estar muy mal criticar a quien te da de comer -cobró la conferencia de Las Palmas- me parece bastante prepotente criticar después de ver cuatro cosas. Sin conocer toda esa cantidad de pequeños pueblos con encanto que tienen las Canarias. En Gran Canaria: Agüimes, Gáldar, Telde, Arucas, Teror, etc... y en Tenerife: Icod de los Vinos, Puerto de la Cruz, Candelaria, Garachico, sin dejar de mencionar La Laguna y la Orotava. Y eso sin hablar de los parajes naturales de ambas islas: Tamadaba, el Andén Verde, las dunas de Maspalomas o el barranco de Guayadeque en Gran Canaria. Y el Teide y las Cañadas, Anaga o Teno en Tenerife. Claro que quien es incapaz de disfrutar y extasiarse con el silencio de las Cañadas es simplemente incapaz de escribir algo coherente sobre Canarias, que por cierto, ya descubrió con mayor fortuna Unamuno.

19/06/2007 12:43. luisveagarcia #. Diario

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris