Facebook Twitter Google +1     Admin

DIARIO

concur9.jpg

Mientras respirabas sobre mi cuerpo, tu costado tendido sobre mi vientre, escuchaba el lento latir de tu corazón y los ojos se te iban cerrando porque entre ambos juntábamos nuestros respectivas temperaturas y acabábamos con el frío gélido del exterior. Casi estaba dispuesto a abandonarte al calor de tu cama pero no me resistía a permanecer unos instantes más contigo. Tan breve se hace el espacio de tiempo que nos une... Entonces me cruzó una idea inquietante por la cabeza, qué haría sin tu cuerpo sobre el mío, cuando ya no te tuviese y ni tú a mí. Fue tan triste la certeza de que algún día ocurriría que preferí seguirte acariciando antes de alcanzar mi lecho. Y esos instantes que ahora describo... sé que llegará un momento en que los añore. Porque conforme pasa el tiempo la vida se convierte más en añoranza. Y a la vez que te deposito en la cama ya te añoro. Que duermas bien, Fido.

16/02/2005 10:45. #. Diario

Comentarios > Ir a formulario



white

Lo mismo podría decir a la persona que amo.

Fecha: 08/03/2005 20:13.


kris

Ay...me llamó la foto para leer estas letras, y me has hecho recordar ahora esos sentimientos que hoy sólo pueden ser añoranzas para mi...

Vaya, con una lágrima y una sonrisa, te agradezco el buen recuerdo que me has regalado.

Un saludo.

Fecha: 31/03/2005 16:03.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris